Culpanble o inocente

CONTACTANOS

La conducta responsable garantiza la armonía social

viñeta

Restablecer el orden público no es una tarea sencilla.

viñeta

Los padres de familia deben ser el ejemplo para los hijos.

viñeta

La Policía Cívica debe garantizar el respeto de la sociedad.

El desorden público es evidente ante el irrespeto que se ha convertido en parte de la vida cotidiana de las personas, en donde se exigen derechos y no se cumple con las obligaciones, conducta que pasa desapercibida hasta que la gente ve afectado su derecho, donde quiere que la autoridad sancione a las personas que invaden su derecho, pero no quiere que sea sancionada cuando afecta el derecho de otra gente, una conducta con doble moral que ha contribuido en el deterioro del orden social, con lo que se está perjudicando a las nuevas generaciones al enseñarles la conducta que más tarde van a imitar de manera inevitable.

No se puede esperar buena cosecha si no se siembra buena semilla, si a los hijos no se les educa de manera adecuada, no se puede esperar que sean buenos ciudadanos, educación que empieza en el seno familiar con los valore morales, en donde se deben poner límites de comportamiento, con la finalidad de que los hijos se comporten de manera ordenada y respeten las normas sociales que son necesarias para vivir en armonía social, lo que deja ver la importancia que tiene la familia ante la necesidad de restablecer el orden público.

La tarea no es sencilla ante los millones de ciudadanos que están inmersos en el desorden público, no obstante, esta tarea se facilita sí sé fomenta de manera intensa la cultura cívica, en donde la participación policial es esencial para supervisar que la Ley de Cultura Cívica no se ignore, sino que se respete para establecer el orden público, esencial para que se recupere la armonía social que va a señalar el camino que se debe seguir y que va a repercutir en el comportamiento de los hijos en el seno familiar, circulo social en el que se sustenta la sociedad.

La Policía Cívica, recién creada y que va a hacer dirigida por los titulares de las 16 alcaldías que conforman la Ciudad de México, es un buen inicio ante la necesidad de restablecer el orden público, en donde la capacitación y el respaldo jurídico es esencial para que esta policía cumpla con su cometido mediante un protocolo de actuación, donde debe haber criterio por parte de los elementos policiacos ante la realización de una conducta antisocial, pero no favoritismo para ningún infractor, con la finalidad de que se cumpla con lo que establece la Ley de Justicia Cívica.

 

 

Todo empieza en la familia, la primer conducta antisocial del hijo no pasa desapercibida por los padres de familia, en donde la amonestación debe hacerse de manera inmediata, pero no de manera violenta, sino de una forma que el hijo entienda que su comportamiento no es el correcto, lo que es el principio de una educación de valores que se va a ver reflejada en su vida adulta ante la sociedad, en donde no le va a ser difícil respetar a las normas sociales señaladas en la ley cívica.

A los hijos no se les debe sobre proteger si no se les quiere causar daño en su vida adulta, por el contrario a los hijos se les debe dejar que vivan sus alegrías y sus adversidades para que empiecen a aprender a resolver los problemas que se les van presentando en sus diferentes etapas de crecimiento, en donde los padres se deben involucrar de manera sutil para que juntos resuelvan de la mejor manera esos problemas, es la manera de fortalecer su conducta ante las adversidades, con la finalidad de que no se desvíe y se conduzca con respeto a las leyes.

Para construir ciudadanos ejemplares, gobierno y gobernados, desde sus propias trincheras deben hacer lo que les corresponde, en donde los padres de familia deben fomentar los valores a los hijos mediante el ejemplo que dice más que las palabras y los representantes de la autoridad conducirse con legalidad para tener el respeto de la gente en el momento de sancionar una conducta que altera el orden público como lo señala la Ley de Justicia Cívica, lo que deja ver la importancia que tiene el actuar de los padres de familia en el seno familiar y la actuación de la Policía Cívica ante la sociedad, en donde está la necesidad de restablecer el orden público para que se respeten la normas sociales que garantizan la armonía social.

 

CONTENIDO

El Gobierno Capitalino, la SSC y el Alcalde de Cuajimalpa de Morelos, suman esfuerzos en favor de los ciudadanos

La SSC participó en la Feria de Seguridad en la Escuela Superior de Turismo

Representantes de 35 países participan en carrera vertical

La SSC y autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, inauguran los VII Juegos Latinoamericanos de Policías y Bomberos 2019

Entrega PGJ estímulos a prestadores de servicio social y prácticas profesionales

Presentan PGJ y ADIP nuevo Sistema de Denuncia Digital

Para que el mundo se entere. Los policías deben tener el apoyo jurídico para realizar un buen trabajo

Más de 550 niñas y niños en la Feria de la prevención en Tekax

Personal de peritaje e investigación de la Fiscalía cursa diplomado en tránsito

Ministerio Público, piedra angular en la investigación de delitos

Culpable o inocente. La conducta responsable garantiza la armonía social

La tolerancia garantiza una vida libre de violencia para todas las personas

Necesaria la mirada interseccional ante la discriminación en el mundo laboral

Considerar el análisis de contexto es fundamental en casos de mujeres que recurren a legítima defensa para proteger su vida

CDHCM reconocerá acciones contra la violencia a las niñas y mujeres

Hasta 15 años de prisión a quien cometa el delito de abigeato

Aprueba Comisión de Derechos de la Niñez reformas de protección a la salud y seguridad social

 

 

REGRESAR